Sindicato portuario brindó una charla en el Instituto FAGDUT

Dirigentes del sindicato que nuclea a los trabajadores y estibadores portuarios de Rosario y la región (S.U.P.A.)

Dirigentes del sindicato que nuclea a los trabajadores y estibadores portuarios de Rosario y la región (S.U.P.A.), ofrecieron ayer en la sede nacional del Instituto FAGDUT una charla a los alumnos de segundo año de la licenciatura en Higiene y Seguridad. En la misma, abordaron la problemática del trabajo y los riesgos asociados a ese ámbito.

Invitados por el Director General del Instituto de Capacitación de FAGDUT, Eduardo Marostica; el secretario General de SUPA Rosario, César Aybar, el secretario Gremial, Edgardo Veloso, y el responsable del comité de seguridad de dicho sindicato, Hugo Reynoso, ofrecieron una charla en el marco del desarrollo de la cátedra Diseño y Práctica de Capacitación del ciclo de Licenciatura en Higiene y Seguridad.
“Hasta no hace mucho tiempo la mayoría de los trabajadores portuarios eran changarines y algunos venían a trabajar en ojotas”, relató Aybar, refiriéndose a prácticas no seguras de los trabajadores. “Hoy en día nadie entra sin casco, ropa de trabajo y calzado de seguridad”, aseguró y reflexionó: “Hemos logrado que los dueños de las terminales portuarias nos consideren trabajadores calificados y que sin prácticas seguras no se logra la productividad”.

Por su parte, Hugo Reynoso, comentó: “Ahora exigimos que cada trabajador ingrese y utilice sus elementos de protección personal adecuado al tipo de carga que se opera”. «El trabajo portuario es riesgoso y altamente insalubre; principalmente por las fumigaciones -con Fosfuro de aluminio- que realizan irresponsablemente sobre las cargas de los camiones. Tenemos compañeros muertos y la mayoría tiene problemas respiratorios”, concluyó.

Por último, Aybar historizó: “La primer huelga que se hizo fue para que las bolsas que se estibaban pesen 70 kg y no 100 kg. Tenemos muchísimos compañeros con la espalda destrozada. Pero hemos recorrido un largo camino y somos concientes que no se puede pretender productividad sin cuidar al trabajador». «Los planes estratégicos de higiene y seguridad a corto, mediano y largo plazo son indispensables», enfatizó.